ABEJAS EUGLOSSINI

Share

Este es uno de los grupos de abejas más hermoso y llamativo. Son endémicas del Neotrópico y comunes en los bosques húmedos tropicales y subtropicales del continente americano, desde el nivel del mar hasta los 1.600 m de altura. Son abejas relativamente grandes (8-30 mm de largo), con colores metálicos brillantes (azul, rojizo, verde, púrpura, cobre, bronce) y de vuelo rápido. Además de su coloración, se caracterizan porque su partes bucales son bastante modificadas. La proboscis es tan larga que en algunos casos excede la longitud del cuerpo cuando las abeja se encuentre en reposo; de ahí su nombre (Euglossini=con legua verdadera) haga alusión a esa característica. Los machos poseen enormes tibias posteriores, con finos laberintos internos, donde almacenan sustancias químicas volátiles.
 
Dentro del grupo de abejas corbiculadas los Euglosinos son las únicas abejas solitarias o parasociales que además presentan comportamientos interesantes y variables como la recolección de fragancias por parte de los machos, de resinas por las hembras, y presencia de colonias mixtas en algunas especies. A diferencia de otras abejas del grupo, no tienen reinas ni almacenan miel y no tienen guardianas.

Estas abejas desempeñan un papel muy importante en el sistema de polinización del Neotrópico. Los machos polinizan cientos de especies de orquídeas en la región, mientras que las hembras rara vez lo hacen. Más de 600 especies de orquídeas dependen de los machos Euglosinos para su polinización y más de 200 especies de abejas pueden actuar como sus visitantes.

Los machos son atraídos por las fragancias producidas por las orquídeas “síndrome euglosófilo”, por lo que se les conoce como “abejas de las orquideas”, Tales perfumes son almacenados en las tibias posteriores; todavía no es claro cuál es el papel de tales compuestos pero algunos creen que sirven como precursores de feromonas de atracción sexual; la hipótesis más reciente es que la posesión de químicos por parte de los machos informa acerca de su “calidad” a las hembras y su éxito potencial como pareja, ya que el comportamiento en la recolección de tales fragancias demuestran la longevidad de la abeja, su habilidad de forrajeo y conveniencia como pareja. Las hembras Euglosinas visitan varios tipos de flores en búsqueda de néctar y polen, incluyendo algunas de corolas cortas.

Nidificación
En general son solitarias y se cree que la fundación de los nidos sea realizada por una sola hembra, aunque ciertas especies de Eufriesea forman agregaciones de nidos y algunas Euglossa y posiblemente Eulaema presentan más de una hembra en el mismo nido.

Las hembras construyen el nido y luego salen a recolectar alimento para aprovicionar las celdas antes de la postura de huevos. No hay relación entre la madre y las crias en desarrollo, y aunque en algunos nidos puedan permanecer hijas y madres, cada hembra busca su propio alimento. Los diferentes géneros tienen formas diferentes de nidificación. Pueden hacer nidos cubiertos dentro de cavidades naturales o artificiales y expuestos sobre diversidad de sustratos. Las abejas del género Euglossa hacen sus celdas expuestas, por el envés de las hojas de palma, pendientes de las ramas de árboles o arbustos, o cubiertas dentro de cualquier cavidad (tubos, ladrillos, paredes, cajas de madera, etc.). Las abejas de género Eufriesea hacen nidos descubiertos con celdas reunidas y utilizando resinas y cortezas de árboles, también dentro de cavidades de árboles, ladrillos y hormigeros. Las abejas del género Eulaema hacen nidos cubiertos dentro de tierra suelta en medio de piedras; las celdas están agrupadas de forma irregular, aunque en algunas especies como Eulaema meriana este arreglo semeja un panal.

Una vez la hembra fundadora ha terminado de construir, aprovisionar y ovipositar en las celdas, permanece en el nido por algunos días, con salidas ocacionales hasta que algún día desaparece. Cuando las hijas emergen pueden abandonar el nido materno para fundar sus propios nidos o reutilizar el nido materno para hacer sus propias celdas hasta por 5 generaciones.

Ciclo de desarrollo y esperanza de vida
Generalmente los Euglosinos tiene dos generaciones al año y varias “camadas”, aunque muchas especies pueden estar presentes durante todo el año.

El tiempo transcurrido desde la oviposición hasta la emergencia del adulto es variable y depende de las condiciones climáticas: en Eulaema alcanza entre 55 y 81 días en estación caliente y lluviosa y entre 83 a 118 días en estación fría y seca; pueden ocurrir tres generaciones por año. La duración del ciclo de Euglossa es de 46 a 58 días en estación caliente y lluviosa y de 54 a 83 días en estación fría y seca. En Eufriesea se sabe que ocurre una generación por año y que los inmaduros tienen una diapausa muy prolongada en estado prepupal; aparecen durante el primer mes de la estación húmeda y viven por uno o dos meses; es posible que algunas especies sean bivoltinas (dos generaciones al año).

Fuente:  noticiasapicolas.com.ar