EL MUNDO DE LAS ABEJAS (2a PARTE)

Share
beevoz

Además de todas estas cualidades las abejas se caracterizan porque:

- No distinguen el color rojo pero pueden ver la luz ultravioleta.

- La diferencia entre una obrera y una reina es la alimentación: las reinas se alimentan con jalea real durante toda su fase larvaria. Las obreras sólo durante los tres primeros días. La jalea real es una mezcla de azúcares, proteínas, vitaminas, ARN, ADN y ácido trans-10-hidroxidecenoico segregada por las glándulas mandibulares e hipofaringeas de las obreras jóvenes.

- En las abejas y las avispas (y también algunas hormigas), el ovopositor se ha convertido en un aguijón y ya no está implicado en la puesta de los huevos. Es por eso que sólo las hembras pueden picar. En el caso de las abejas, una de las partes que componen el aguijón, las lancetas, son serradas y, aunque puede retirar el aguijón de los cuerpos de otros insectos, no ocurre lo mismo en el caso de la piel humana, por lo que deja clavado el aguijón y todo el aparato bombeador del veneno y la abeja muere eviscerada. En el caso de las avispas, las lancetas del aguijón no presentan estriaciones y por eso pueden picar cuantas veces quieran (a los humanos) sin que mueran en el intento.

- La NASA está desarrollando unos planeadores cuyo sistema de navegación está basado en el de las abejas y las libélulas.

- En 1956, el entomólgo brasileño Warwick Kerr introdujo abejas reinas africanas (A. mellifera scutellata) en Brasil para mejorar la calidad de la abeja europea. Se pensaba que la especie tropical se adaptaría mejor. En 1957, 26 reinas africanas y sus respectivos enjambres se escaparon y se extendieron por todo el continente americano hasta Estados Unidos, hibridándose con la especie europea. La abeja africanizada tiene características de la especie africana, incluida la de que las reinas nacen un día antes que la de las abejas europeas, lo que explica su rápido avance. Más agresivas que las abejas europeas, consituyen una seria amenaza para las poblaciones y el ganado.

- La abeja japonesa (A. cerana japonica) han desarrollado un sistema de defensa frente a los avispones gigantes consistente lanzarse sobre ellos y aumentar su temperatura hasta los 47ºC, una temperatura letal para los avispones.

- Cada abeja recorre 40 kilómetros y visita unas 7.200 flores para producir 5 gramos de miel. - Un kilo de polen tiene tres veces más cantidad de proteína que la misma cantidad de carne.

- Los egipcios usaban el propóleo —sustancia resinosa utilizada por las abejas para cubrir y proteger la colmena— para embalsamar. También tiene aplicaciones médicas como cicatrizante, antibiótico y analgésico.

- El veneno de abeja tiene una actividad antibacteriana mucho más potente que cualquier antibiótico conocido.

- Sherlock Holmes se dedicó a la apicultura cuando se retiró como detective.

- Países como Japón o Eslovenia tienen sellos con el motivo de abejas y en el escudo de armas de algunos apellidos y cuidades españolas, las abejas y los panales son motivo recurrente.

- En la apicultura, el veneno de las abejas se usa como terapia. A los pacientes se les pica con abejas en los puntos de acupuntura. Sin embargo, no existen estudios científicos concluyentes sobre sus beneficios. Es más, se corre el riesgo de reacción alérgica. - La abeja melífera se ha convertido en el cuarto insecto en tener su genoma secuenciado, después de la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster), el mosquito (Anopheles gambiae) y el gusano de seda (Bombyx mori). - Posiblemente, una de las abejas más conocidas y —por qué no decirlo —queridas es la abeja Maya, personaje creado por el escritor alemán Waldemar Bonsels y que apareció en el libro Die Biene Maja und ihre Abenteuer, publicado en 1912 y convertido en serie de animación a mediados de la década de 1970.

- Cuando el poder de la reina declina o cuando el número de obreras es demasiado alto, no hay suficiente sustancia de la reina para todas las obreras y éstas comienzan a construir celdas de reina. De esta forma, cuando surge una nueva reina pueden ocurrir dos cosas: que las obreras maten a la reina vieja o que se formen dos grupos, cada uno controlado por una reina, que enjambrará para formar una nueva colonia. En otros casos, las obreras obligan a las reinas rivales a enfrentarse hasta que una de ellas muera.

- En el caso de que algún insecto u otro depredador muera dentro de la colmena y las obreras no puedan sacarlo, lo recubren de propóleo para aislarlo y evitar que la descomposición ponga en peligro la colmena.

- Cuando hace frío, las abejas se concentran en el centro de la colmena y se mueven y baten las alas para aumentar la temperatura en varios grados. Cuando hace calor, se sitúan en la entrada y baten las alas para expulsar el aire.

- Una forma de obtener más jalea real es matar a la reina. Las colonias que han perdido a su reina inmediatamente se dedican a aumentar el tamaño de algunas celdas de obreras para conseguir reinas de emergencia, al mismo tiempo que aumentan su producción de jalea real para alimentar a las futuras reinas.

- Cuando se mueve la posición de una colmena de día, aunque sólo sean unos metros, las abejas que vuelven no son capaces de encontrar la colmena. De ahí que si hay que cambiar de lugar la colmena, se haga por la noche, cuando las abejas están en su interior.

- Las celdas de los zánganos ocupan los bordes del panal y tienen las celdas más grandes. Aunque siempre se ha considerado que su única función es la de fecundar a la reina, algunos estudios indican que comparten funciones con las obreras, tales como producir calor y repartir néctar.

Fuente: Beevoz