MIEL DE TENERIFE

Share
acomerya.com

Las Islas Canarias constituyen el lugar del mundo donde hay la más grande diversidad de mieles. Esto es debido a la cantidad y diversidad de las flores y plantas que podemos encontrar. La miel Tinerfeña o Canaria es única, gracias a cantidades de plantas y flores endémicas (Tajinaste, Retama del Teide, Relinchón..).
 
Las mieles de Tenerife están obtenidas en casi 10.000 colmenas, sobre todo el territorio. 500 apicultores dedican todos sus cuidados a estas pequeñas colmenas. 

La abeja autóctona es la abeja negra Canaria. Ella permite producir mas o menos 150 000 kg de miel por año, le que representa 50% de la totalidad de la miel obtenida en las islas Canarias.

La transferencia de las colmenas para buscar las florescencias más adecuadas a todos momentos, permite obtener mieles muy particulares que ofrecen una riqueza de sabor y de coloración que van de las tonalidades claras y gustos menos intensos de la miel de Retama, del color oscuro y el sabor fuerte de la miel de Aguacate, pasando por toda la gama de los matices ámbar y dorados.
 
Hay dos especies de mieles: mieles multifloras y mieles monoflorales.

En Tenerife encontramos exquisitas mieles multiflorales o de "milflores" con unas características sorprendentes, fruto de las múltiples combinaciones florales posibles al no predominar una especie botánica determinada. Las mieles de Tenerife se clasifican, en función de la altura donde se producen, en Mieles de Cumbre, de Monte y de Costa.

También se producen en la isla exclusivas mieles monoflorales, cuando proceden del néctar de una planta o de un número muy reducido de plantas.