27 de novembre 2013

LAS ABEJAS QUE SE EXTINGUIERON JUNTO A LOS DINOSAURIOS

Share
BBCmundo.com

Estudios anteriores habían sugerido una gran extinción de plantas con flores durante la extinción masiva del Cretácico Terciario, hace 66 millones de años. Una extinción masiva de abejas ocurrió al mismo tiempo en que desaparecieron los dinosaurios, según revela un nuevo estudio científico. Estos grandes animales prehistóricos se extinguieron, casi con certeza, a causa del impacto en la Tierra de un meteorito o un cometa. 

Pero este suceso fue selectivo, y afectó a algunos grupos de animales más que a otros. Para su estudio, cuyos resultados publica la revista Plos One, los investigadores utilizaron fósiles y realizaron análisis de ADN para demostrar que un grupo de abejas sufrió un serio declive al tiempo de esta colisión. Los científicos estudiaron abejas pertenecientes a la subfamilia conocida como Xylocopinae, que incluye a los abejorros carpinteros.

Las eligieron porque la historia evolutiva de este grupo puede rastrearse hasta el Período Cretácico, cuando los dinosaurios aún poblaban el planeta. Estudios anteriores habían sugerido una gran extinción de plantas con flores durante la extinción masiva del Cretácico-Terciario, hace 66 millones de años. Y se había asumido que las abejas que dependían de esas flores habían sido alcanzadas por el mismo destino.


Pocos fósiles

Sin embargo, a diferencia de los dinosaurios, "existe un registro fósil relativamente pobre de abejas", tal como explica Sandra Rehan, bióloga de la Universidad de New Hampshire en Durham, Estados Unidos, y autora del estudio. Y esta es la razón por la que era tan difícil confirmar su extinción.

Pero los científicos pudieron utilizar un grupo extinto de Xilocopinaecomo punto de referencia para datar la dispersión de estas abejas.

También pudieron analizar fósiles de flores que desarrollaron características para permitir ser polinizadas por abejas parientes de las Xilocopinae.
"La información nos dice que algo grande ocurrió en cuatro grupos distintos de abejas al mismo tiempo", explica Rehan.

"Y ese momento es el mismo en que desaparecieron los dinosaurios".
Los hallazgos de este estudio pueden ser relevantes en el contexto de la preocupación actual por la pérdida de diversidad de las abejas, una especie fundamental para la agricultura y la biodiversidad.

"Comprender las extinciones y los efectos de las desapariciones de especies en el pasado puede ayudarnos a entender el declive y la crisis global de agentes polinizadores hoy en día", añade Rehan.