XAROPS AMB MEL

Share
 laboticaescondida.blogspot.com.es

És en aquesta època quan les grips, refredats, tos i congestions són més freqüents i sovint ens oblidem de que la natura ens proporciona substàncies homeòpatiques molt interessants. Aquests ingredients naturals els trobem habitualment en el nostre rebost i amb ells podem fabricar excel·lents xarops curatius, molt barats i més eficaços que molts productes de compra i sense efectes adversos.

El principal ingredient del xarop serà la mel, acompanyada d'altres productes com la ceba, els rabanets, les pastanagues, el gingebre i la llimona. En el portal que us passem d'Ecolluita podreu trobar un video de tot el procés d'elaboració del xarop, un procés molt fàcil, doncs un cop ratllats tots els ingredients, amb el suc de llimona i la mel cobrint la preparació, només caldrà deixar-la reposar durant 8 hores.

Autora: Fatima Sole - naturópata

Cuando llega la época de gripes, resfriados, toses y congestiones varias, a veces nos olvidamos de que con sencillos ingredientes que todos tenemos habitualmente en nuestra despensa, podemos hacer unos excelentes jarabes naturales, tan eficaces o incluso más que muchos de los que podríamos comprar, y además sin efectos secundarios.
El principal ingrediente será la *miel, y después, cualquiera de estos ingredientes: una cebolla, varios rabanitos o rábano, una zanahoria o un trozo de jengibre. Si además tenemos limón, será el toque de perfección para la excelencia de nuestro jarabe casero.  En el video podéis ver todo el proceso de elaboración.
Sólo tenemos que rallar el ingrediente en cuestión, echar el zumo de un limón, cubrirlo de miel y dejarlo reposar unas 8 horas. Aunque en muchos casos el jarabe estará terminado a las 4 horas, o incluso antes. Sabremos que se ha hecho, porque toda la miel habrá licuado, y tendremos un líquido que deberemos colar y que será el producto final. Si podemos, lo dejaremos macerando las 8 horas a temperatura ambiente, pero a menudo cuando hacemos este jarabe es porque lo necesitamos cuanto antes, en ese caso, a las dos horas miraremos si ya ha empezado a licuar la miel, removeremos un poco, y tomaremos el líquido que queda en la parte superior.
Una vez pasadas las 8 horas, colamos el jarabe y lo guardamos en la nevera un par de días, volviendo a hacer nuevo jarabe si hiciese falta. 
Podemos tomar tan a menudo como sintamos que lo necesitamos, dependiendo de cada caso, y de si es un adulto o un niño. Desde una cucharadita pequeña, a una cucharada grande o incluso una pequeña copita, varias veces al día.
El de cebolla y zanahoria son los que tienen un sabor más agradable para la mayoría de la gente, el de rabanitos no gusta a todo el mundo, y el de jengibre pica un poco. El de zanahoria es excelente cuando existe inflamación en la garganta, amígdalas etc, y los otros tres son magníficos en todo tipo de procesos víricos y congestiones, siendo verdaderos antibióticos naturales.

*Al respecto de la miel, insistir en que, por favor, sea miel pura de calidad, miel cruda, que nada tiene que ver con los sucedáneos adulterados y recalentados que venden en la mayoría de comercios. Así que, a la hora de escoger la miel, os recomiendo encarecidamente que vayáis a un herbolario de confianza o a un apicultor que os garantice la pureza y calidad de la misma. Además es importante si podéis conseguir la miel cruda, pues cuando la han pasteurizado, digan lo que digan, le han quitado una buena parte de sus principios medicinales, le han quitado vida y por lo tanto no estaremos hablando de la misma miel con propiedades curativas, que es de la que se habla en toda la bibliografía al respecto.

Fátima Solé, Naturópata.