02 de maig 2016

LA COMISIÓN EUROPEA PLANEA RENOVAR LA LICENCIA DEL GLIFOSATO

Share
 
La Comisión Europea apenas ha modificado su plan para renovar la licencia del controvertido herbicida glifosato. A pesar de que hace 13 días el  Europarlamento aprobó una moción en la que solicitaba restringir la autorización a siete años y prohibir el producto en zonas escolares o parques públicos, el borrador preparado por Bruselas ignora la postura parlamentaria y se desvía muy poco del plan ya avanzado en marzo.

El borrador del nuevo reglamento, al que accedió el diario británico The Guardian, prevé renovar el permiso para este producto otros diez años. Su primera intención era conceder un plazo de 15 años y la opción votada por los parlamentarios quería dejarlo en siete. La Organización Mundial de la Salud calificó el glifosato como "probablemente cancerígeno". La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no ha apreciado riesgos para la salud humana.
La única salvedad que introduce el documento es el mandato de que si la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) califica el glifosato como peligroso, deberá prohibirse su uso. Ese estudio está todavía en marcha. Mientras la ECHA realiza su evaluación, el herbicida continúa su camino sin mayores cortapisas.

Por su parte, el Parlamento sí contempló restricciones. En primer lugar, autorizar este producto únicamente para uso profesional sin admitir el particular. Además, pretendía alejarlo de lugares públicos como los parques o los colegios. Ninguna de estas premisas aparece en el plan que la Comisión prepara para que voten los estados miembro.

Esa votación del nuevo reglamento está prevista para mediados de mayo. La Comisión ya la había programado en marzo pasado pero la postura contraria de países como Francia, Holanda o Italia hizo que se retirara del orden del día. Desde entonces, el Ejecutivo comunitario ha estado trabajando para obtener una mayoría en el Consejo. El plazo límite para cerrar el texto legal es junio de este año.

El grupo europeo de Los Verdes ha calificado el documento como "un escándalo democrático". El portavoz de Equo en Bruselas, Florent Marcellesi, considera que "de confirmase, sería un asalto a la voluntad ciudadana expresada por el Parlamento".

El glifosato es el herbicida más vendido en Europa. 24 corporaciones lo comercializan. Ante la postura menos permisiva del Parlamento a la hora de renovar su licencia, la patronal fitosanitaria contestó que esa votación "es simplemente una propuesta y, en ningún caso, su resultado es vinculante".

Respuesta de la patronal de los fitosanitarios

La industria de los herbicidas subrayó que el panel de expertos de la Organización Mundial de la Salud "no es parte oficial en la toma de decisiones de la UE" y que la agencia encargada de la evaluación en Europa, la EFSA, consideró que el "glifosato es seguro cuando se usa apropiadamente".

El hecho de que dos instituciones científicas difieran a la hora de calificar el herbicida ha provocado "preocupación en la sociedad", como lo describía el comisario europeo de Salud Vytenis Andiukaitis. La disparidad de criterios hizo que Andiukaitis pidiera al Grupo de Trabajo del Glifosato que hiciera públicos los datos y estudios que remitieron a la EFSA y que sirvieron para darle el visto bueno al producto químico.

Sin embargo, esa transparencia se ha topado con la oposición de la patronal: "Es comprensible que existan medidas legales dispuestas para evitar la divulgación de información confidencial de la empresa cuando se trata de estas sustancias, con el fin de proteger la propiedad intelectual y la inversión en innovación". Desde su punto de vista esto "debe ser respetado y tenido en cuenta".

eldiario.es