14 de febrer 2012

UNA BUENA NOTICIA

Share

Por primera vez un tribunal francés condena a Monsanto a indemnizar a un agricultor contaminado mientras limpiaba una cuba con restos de un potente herbicida de la famosa empresa.
Aunque sea una pequeñísima victoria creo que los apicultores podemos estar contentos.