LAS HADAS TAMBIÉN COMEN MIEL

Share

¿Alguna vez en tu casa la miel del tarro  parece desaparecer muy rápido? No siempre se trata de algún familiar cercano, pueden haber sido las hadas que habitan en el entorno de tu casa, especialmente si tienes un jardín o vives en el campo.

La explicación del porqué las hadas no puedan resistirse a la miel es fácil: las hadas prefieren alimentarse de los productos más puros que encuentran, pues sólo toman alimentos de este mundo si son sanos y naturales, ya que de lo contrario les resultaría mortal. Y les gusta mucho el dulce, por eso entre sus comidas favoritas está la miel de las abejas, aunque tampoco rechazan las tortitas o la leche con miel.

Las hadas, estos pequeños seres mágicos, permanecen invisibles ante nosotros, pero a veces se muestran ante las personas.Tienen sentimientos, así como familia y amigos. Hay varios tipos de hadas, pero a nosotros nos gustan las hadas que viven en los árboles y entre las flores. Por eso, si quieres que vivan junto a tí, nada mejor que plantar flores: contribuirán a atraer a las hadas y ayudarán a las abejas.

¿Sabías que existe la miel de hadas, que utiliza la miel y los pétalos de rosas? ¿Y hechizos de hadas que utilizan la miel?. Ciertos manjares misteriosos son elaborados por las hadas a partir del néctar de las flores, que luego utilizan como elixires mágicos. Como buen ejemplo, hemos encontrado un néctar a partir de las judías producidas en su tierra y la miel, cuyos efectos cuando lo toman los humanos es calmar la mente y cambiar el dolor por el placer. Y con telarañas, ajo y miel son capaces las hadas de sanar heridas. ¿Serán las hadas las primeras apiterapeutas de la historia?

Hemos encontrado un buen ejemplo de unas hadas que no se pueden resistir a la miel: son las ijanas, anjanas o hadas del valle de Aras, en Cantabria.

Son revoltosas y glotonas, pícaras y traviesas, bondadosas y bellas, pero también saquean las colmenas y entran en las casas a robar comida. Tienen un pecho enorme que echan hacia atrás por encima del hombro derecho, cayéndole por la espalda y unos largos cabellos rubios que les cubren el cuerpo. Es tal su afición por este producto de las abejas, que hasta aparecen en los carteles anunciadores de la feria nacional apícola de Torrelavega (España).

Creemos que la participación de esta hada da suerte a la feria, así que animamos a los organizadores para que en próximas ediciones, se aseguren el éxito de la siguiente manera: colocando un platillo con miel en los jardines cercanos a la feria, además de pan tostado con buena miel y aceite de oliva. No falla.

mieladictos.com