15 de gener 2016

APICULTURA PARA TODOS

Share





Muchos piensan que trabajar con las abejas es el mejor trabajo del mundo. Sin embargo, la mayor parte de los diseños de colmenas  no están preparados para personas en sillas de ruedas, que sin contar con un ayudante, puedan ejercer la apicultura en solitario.

Por eso, nos alegramos especialmente con iniciativas como la de la fundación Apiform Beekeeping, de Bosnia y Herzegovina, que permite con sus ideas y soluciones, que más personas puedan acercarse a este mundo tan especial.

El objetivo ha sido que el apicultor en silla de ruedas pueda realizar todo su trabajo desde una misma posición y sentado. De ahí el diseño de estas colmenas, con los cuadros colocados verticalmente y con una puerta trasera para acceder a la colmena.

También se están esforzando en crear una plataforma de aprendizaje en la red, donde se explicará cómo hacer por uno mismo este tipo de colmenas, a partir de qué materiales y cómo gestionar las colmenas, dando todo el apoyo posible a los interesados. Estaremos atentos cuando esté operativa.

Y para difundir este proyecto, presentaron su idea al Concurso Europeo de Innovación Social 2015, donde tuvieron que medirse  a otras 1400 ideas presentadas desde 40 países europeos.

El resultado ha sido óptimo. Su idea ganó el concurso donde se premian las innovaciones sociales que permitan un crecimiento y mejora  en nuestras vidas, así como la eliminación de barreras. Con su propuesta, se ayuda a afrontar el problema del autoempleo en apicultura para personas con discapacidad y al mismo tiempo se fomenta una actividad sostenible.

Otra de las recompensas para los finalistas de esta competición, además de financiación, es el asesoramiento por expertos en innovación social para ayudarles a mejorar sus ideas y  desarrollar un plan de negocio que aumenta las posibilidades de éxito del proyecto.

También hemos encontrados en la red otros ejemplos de personas que desde hace años luchan con su discapacidad y llevan años con el oficio de apicultor.

El Señor Matulis en Letonia, en silla de ruedas desde los 19 años, produce miel y es criador de reinas, y mantiene 50 colmenas alrededor de su casa, y obtienen  la mayoría de sus ingresos de las abejas.

Sus colmenas no permiten colocar alzas en vertical, y las abejas aumentan su colmena en horizontal, lo que facilita la labor del apicultor. La altura de la colmena puede ser regulada en altura de acuerdo a las características del apicultor, y con un poco de organización, ser construida por uno mismo.

Dicho todo lo anterior, para todo hombre o mujer decididos a no permitir que su discapacidad física se interponga en el camino de lo que quiere hacer (por ejemplo, la apicultura), animarles a emprender su aventura. No estarán sólo en su camino.

Apiform