MIEL TRANSGÉNICA: A DEBATE EN LA UE

Share
periodismoalternativoblog.wordpress.com

Etienne Bruneau es el responsable de una explotación apícola en Louvain la Neuve, a unos 30 kilómetros de Bruselas. Tiene unas cien colmenas. Hoy este apicultor se confiesa preocupado por el futuro del sector. Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha retirado del mercado un tipo de miel alemana, contaminada con polen de maíz transgénico.
 
John Dalli, Comisario Europeo de Sanidad y Consumo, bienvenido a Euronews.

Euronews: “Comisario, el Tribunal Europeo de Justicia dictaminó que la miel contaminada por el polen de maíz genéticamente modificado necesita una autorización antes de ponerse a la venta.

¿Cómo podemos garantizar a los consumidores que no hay miel transgénica en las tiendas?”

John Dalli: “Es a partir de esta decisión que podremos concentrarnos sobre los OGM’s y la miel. Monsanto, que produce maiz transgénico, tendrá que pedir una autorización para la miel. Nadie había pensado en esto antes”.

Euronews: “Los apicultores sostienen que para ellos resulta demasiado caro probar que su miel está libre de transgénicos. ¿Qué puede responderles?”

John Dalli: “Respetar la distancia adecuada para que las colmenas estén lejos de los campos de cultivo transgénico es muy importante. La mitad de los Estados miembros tienen normas de coexistencia, los demás no.
 
Euronews: “Comisario, el Tribunal Europeo de Justicia dictaminó que la prohibición francesa de los OGM no estaba justificada. ¿Se van a aclarar las normas que permiten a un país prohibir los OGM’s?

John Dalli: “Francia tomó en 2008 la decisión de prohibirle el cultivo a Monsanto. Y cuando tomó la decisión ni siquiera informó a la Comisión. Cualquier autorización para un cultivo transgénico se toma después de consultar la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, con una base científica, comprobando que son seguros para las personas y para el medio ambiente. Si se prohíbe un transgénico autorizado debe quedar clara la razón, antes de tomar la decisión, y en este caso no fue así.
Por eso, en efecto, la Comisión hace algún tiempo estableció una serie de medidas según las cuales los Estados miembros pueden decidir por sí mismos, incluso si un OGM está autorizado para el cultivo, si cultivar ese producto en su país o no”.

Gracias, señor Comisario, por estar en Euronews.

Font: Euronews