25 de juny 2013

EL RIGOR DE LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA

Share

 salines.mforos.com

«Lo último es la venta de productos elaborados a base de propóleos»


Urbano González maneja setecientas colmenas. La cuantía no llama la atención en un territorio en el que hay más de mil explotaciones y treinta y cinco mil colmenas; lo extraordinario es la consideración de producción ecológica bajo la que produce la miel, una excepción. A este único ejemplo en León de proceso productivo de miel ecológica se le suma una nueva distinción, con el premio de Alimentación ecológica y biodiversidad, que concede cada año el Ministerio de Medio Ambiente a través de la fundación Biodiversidad. 

Urzapa, la marca con la que se distingue el producto que elabora este apicultor leonés en varias zonas del norte (Cantabria y Burgos, además de los colmenares que tiene asentados alrededor de la provincia leonesa), fue pionera en la apicultura ecológica y también en la iniciativa de diversificar los productos elaborados a partir de la miel. La sociedad que representa González no ha dejado de innovar; primero miel líquida, luego polen y productos de cosmética. «Lo último que tenemos en marcha en la comercialización de productos a base de propóleos». 

Para este apicultor, distinto hasta para elegir el punto de ubicación del colmenar. Cualquiera de los de González multiplica los requisitos que impone la normativa del sector. En tres kilómetros a la redonda no puede haber ninguna actividad que interrumpa la labor de las abejas. «No puede haber agricultura convencional dentro de un área de tres mil metros alrededor de las colmenas», especifica el apicultor después de sortear las dificultadas orográficas de una senda que no existe para llegar hasta uno de sus colmenares.

Informa: Maria Micó - ArtAlPas