EL ABC DE LA APICULTURA

Share
wataugaces.blogspot.com.

Toda explotación apícola, se fundamenta en la existencia y accesibilidad de recursos nutritivos de variedad y cantidad suficiente para garantizar a las colonias de abejas un correcto estado sanitario  y además permitirles la acumulación de excedentes de provisiones cuya recolección por el hombre pueda generar recursos económicos. 

El sustrato utilizado por las abejas como alimento, al igual que la forma en que estas lo obtienen de las plantas, presenta numerosas singularidades con respecto a los aprovechamientos efectuados por las especies ganaderas convencionales.


La disponibilidad de estos recursos, depende siempre de las características ecológicas del entorno en que se dan,  por lo que presentan en nuestro ámbito, una marcada estacionalidad. Por otra parte la degradación del medio, provoca, el deterioro del estado sanitario de las colonias, y limita considerablemente su capacidad productiva, máxime en el caso de los aprovechamientos de la vegetación cultivada que se ven afectados frecuentemente, por los daños ambientales derivados de la aplicación inadecuada de plaguicidas de uso agrícola.


Para la práctica de la apicultura, es imprescindible, el conocimiento de las particularidades del aprovechamiento apícola, las características y distribución de los recursos aprovechables, así como de las producciones susceptibles de ser obtenidas de los mismos,  y de las técnicas mas adecuadas para un aprovechamiento sostenible, desde el punto de vista ecológico y económico, que garanticen la calidad de vida de los operadores, y la satisfacción de los consumidores mediante el respeto por la calidad del producto y la seguridad alimentaría.

Autor: Alfredo Sanz