LIMPIEZA DE LOS PANALES

Share
Una vez que se ha extraído la miel de los panales es costumbre dárselos a las abejas para que los limpien y reparen antes de almacenarlos. La mayoría de los apicultores lo hacen colocando los cuadros en las alzas y haciendo una pila a una distancia prudencial del colmenar.

Con este sistema se echan por tierra todos los esfuerzos profilácticos hechos durante la temporada. En efecto, las abejas de los alrededores vienen a chupar la miel que ha quedado en los panales contaminándolos y/o contaminándose con esporas y virus de todas clases dispersándolos por las colmenas que con toda seguridad desarrollarán la enfermedad en la primera ocasión propicia.

   foto: Manel Simón

Para evitar este riesgo hay que cosechar identificando cada una de las alzas, una vez extraída la miel, el alza con sus cuadros se coloca sobre la colmena a la que pertenece intercalando un alza sin cuadros y una tapa que tenga un orificio por el que las abejas puedan acceder a los panales únicamente desde el interior de la colmena, de esta manera se impide totalmente el acceso de abejas de otras colonias y se suprime la posibilidad de diseminar los microbios.

En un par de días se pueden recoger las alzas con los panales perfectamente limpios y reparados.

Para evitar toda excitación innecesaria en el colmenar el mejor momento para realizar esta operación es a última hora de la tarde.

Autor: Julio Rivas - Apicultor Ecològic