11 d’octubre 2011

LES ABELLES ES COMUNIQUEN A PARTIR DEL SEU ESTÓMAC

Share

Interessant article sobre la fascinació que tenen alguns científics a l'hora d'entendre els mecanismes a partir dels quals es comuniquen les abelles. Les danses i les olors no són, doncs, els únics mecanismes utilitzats. Portal Apícola 01/12/06


Así lo descubrieron investigadores de Austria. La teoría se basa en que ante el reparto de alimentos en la colmena cuando una abeja pasa hambre el resto de la población lo sabe. Este nuevo hallazgo significa una nueva forma de comunicación entre las abejas además de las conocidas danzas.

Investigadores de la Universidad de Graz, en Austria, descubrieron que las abejas se comunican con el estómago. Los expertos estudiaron el modo en que el alimento es repartido en la colmena y observaron que si una sola obrera pasa hambre, todas las demás se enteran.

Las tareas de investigación incluyeron unos enjambres diminutos compuestos hasta por 180 abejas, obviamente con obreras, reina y nodrizas; modelos por computadora y robots en miniatura. Las observaciones de los comportamientos en cada enjambre son archivados en un programa de simulación por computadora, para el análisis posterior.


Los resultados de los análisis que arrojó la computadora determinaron que las abejas se comunican a través de su “estomago social”, según los expertos lo denominaron, y que esto significa que en el reparto de alimentos en la colonia, cuando alguna abeja pasa hambre el resto de la comunidad lo sabe.

Los investigadores austriacos determinaron también en el examen al modo de distribución que las abejas hacen en la colmena del alimento que abejas no solo alimentan a las larvas sino que también dan de comer a las abejas más viejas. Además, pudo establecerse que cuando hay escasez de alimentos, las nodrizas matan a las larvas para alimentarse de ellas. La descendencia no corre peligro ya que la reina continúa desovando.

Con estas conclusiones, se suma al “estómago social” como una nueva forma de comunicación en la colmena. Ya se conocían las famosas danzas que las abejas realizan para transmitir los lugares en donde se encuentran las fuentes de alimentación más ricas. Este descubrimiento lo había conseguido en la década del 20 del siglo pasado el alemán ganador del Premio Nóbel Kart Von Frisch.


Continuando con las investigaciones los biólogos de la Universidad de Graz se encuentran dedicados en la actualidad a la construcción de robots adicionales y unos pequeños dispositivos sobre ruedas que se comunican entre sí con señales lumínicas, pero no poseen centro de mando e impera la necesidad de reaccionar individualmente, tal como ocurre en la realidad.

Autor: Portal Apícola 01/12/06